Café de Papel

Te invito a compartir un café diferente conmigo. Escoge tu rincón favorito, siéntate y hablemos de comunicación, periodismo, salud, divulgación… Eso sí, sin prisas.


Deja un comentario

Lecturas de verano… ¿cuáles serían tus imprescindibles para estas vacaciones?

Poco a poco, sin apenas darnos cuenta, se apilan con el paso de las estaciones. Esos libros que esperaban pacientemente su momento en la estantería del escritorio, abandonados en la esquina de la habitación o junto a la pata de la cama, ven airosos ahora su recompensa. Ha llegado la hora de mirar con detenimiento su cubierta, acariciar su lomo, pasar velozmente sus páginas y seleccionarlos para ser sombra y compañero silencioso durante el verano. 

En mi caso, a lo largo del año las lecturas se limitan a profundizar en información o contenidos profesionales sobre salud, comunicación, periodismo y otras materias más concretas… Y aunque ésta no deba ser la dinámica, lo cierto es – y aquí mi confesión- que son los meses estivales los que permiten que dé rienda suelta a la lectura que me hace feliz, la que realmente me apetece leer.

En mi maleta tengo preparados algunos títulos. No son ni mejores ni peores, pero hay de todo un poco… Novela, poesía, ensayo se combinan en una paleta de colores con los que espero pintar ocasos, baños de mar, noches estrelladas y amaneceres vibrantes…  Aquí van mis lecturas de verano:

Novela, poesía, ensayo...  De todo un poco para estas vacaciones. Imagen: Sonia Rodríguez.

Novela, poesía, ensayo… De todo un poco para estas vacaciones. Imagen: Sonia Rodríguez.

 

1. ‘El viajero del siglo’. Andrés Neuman.

2. ‘Ira Dei: la Casa Lercaro’. M. Gambin.

3.’ Mortal y Rosa’. Francisco Umbral.

4. ‘Leviatán’. Paul Auster.

5.’ La chica con pies de cristal’. Ali Shaw.

6. ‘¿Para qué  servimos los periodistas? (Hoy)’. José María Izquierdo

7. ‘Almas de piedra’. Pilar Lojendio.

8. ‘Entreguerras’. J.M. Caballero Bonald

¿Te animarías a compartir cuáles serían tus lecturas imprescindibles para este verano?

 

Anuncios


Deja un comentario

¿Para qué servimos los periodistas?

Llega a mis manos una lectura que esperaba disfrutar desde hace meses. El veterano profesional de los medios de comunicación en España, José María Izquierdo, directivo en importantes medios escritos como El País o de plataformas informativas en televisión como CNN en España, reflexiona sobre el papel que le toca desempeñar en estos tiempos tan convulsos de crisis de todo tipo a los periodistas y a todos aquellos que trabajan en los medios de comunicación (si tienes tiempo, disfruta de  la entrevista que RNE realizó a Izquierdo en este enlace http://www.rtve.es/a/1840127/).

¿Para qué sirve un periodista hoy? Una reflexión en papel de José María Izquierdo. Foto: Sonia Rodríguez

¿Para qué sirve un periodista hoy? Una reflexión en papel de José María Izquierdo.
Foto: Sonia Rodríguez

La pregunta con la que titula su libro es la que muchos nos estamos planteando tiempo atrás y no solo los fundadores de las principales cabeceras en papel que ven como el camino hacia el mundo digital, la interacción a tiempo real y la búsqueda de profesionales polivalentes -incluso en perjuicio de la desaparición de algunos oficios periodísticos por la reconversión de la profesión- se convierte en un imperativo.

Quienes desgastamos lápices, teclas, libretas y todo tipo de dispositivos portátiles para trabajar con más destreza y agilidad la información, sabemos que nuestro papel es fundamental para construir una sociedad más justa, democrática y transparente en la que el ciudadano pueda elegir libremente su modo de entender qué es lo que sucede a su alrededor.

No obstante, teniendo tan claro la función que desempeñamos, siguen existiendo actitudes personales en el ejercicio periodístico de dudosa ética que terminan redundando en informaciones, en numerosos casos, tergiversadas, superficiales, sin trascendencia y también dañinas. Este tipo de prácticas, agudizadas por la ‘crisis’ económica y también de valores en los medios de comunicación, han superado barreras hasta instalarse en la propia sociedad capaz de infravalorar o no dar credibilidad a la profesión que ejercemos.

Ante este panorama, ¿para qué servimos los periodistas?

 

 

 

 


3 comentarios

Un café con… Leopoldo Pérez

Vehemente en la defensa de sus opiniones y criterios, Leopoldo Pérez es el responsable del departamento de Asesoría y Comunicación del Colegio Oficial de Médicos de Santa Cruz de Tenerife. Los periodistas y redactores que contactan con él diariamente, al objeto de transmitir a la sociedad las iniciativas y opiniones de esta entidad colegial, reconocen su labor.  El día a día de Leopoldo  contempla la interacción del oficio periodístico y de la profesión médica, motivo por el que este blog, Café de Papel, ha querido conocer sus impresiones sobre la situación actual de los medios de comunicación, su percepción sobre la cultura científica en la sociedad, la divulgación de contenidos relacionados con la salud y la relación que mantienen galenos y redactores. Entiende que hay “desconfianza” entre ambos mundos por la falta  de especialización en áreas científicas y sanitarias, aunque en parte sostiene que esto es así porque los propios medios de comunicación “no ven la importancia” de formar a sus trabajadores en dichos campos.

  1. Te dedicas al periodismo porque…

R. Por tantas cosas… Siempre me gustó defender causas perdidas, contar aquellas cosas que hacen daño a la gente o nos perjudican como sociedad. Me gusta contar lo que pasa, preguntar el por qué de todo. Creo que el verdadero periodista tiene la obligación moral de defender a la sociedad y a los más débiles de ésta, y se la defiende informando, quizás por eso se ataca tanto a nuestra profesión.

  1. Lo mejor de esta profesión es...

R. ¿Pero es que tiene algo bueno? Sí, sí que tiene.  Te permite conocer mucha gente (no sé si es bueno o malo), tener contacto de primera mano con las fuentes de la noticia y qué duda cabe, esto te da en ocasiones ciertas ventajas pero también disgustos. Por otro lado, te obliga a estar muy al tanto de todo y eso me gusta mucho. Por ejemplo, en estos momentos, la comunicación 2.0 – o no sé si ya vamos por la 3.0 ó 4.0-, nos ayuda mucho a estar al minuto de todo lo que ocurre globalmente, es apasionante y vertiginoso… Quién puede pedir más a una profesión…

  1. ¿Cuáles son los mayores problemas de un periodista a la hora de hacer su trabajo? 

R. En estos momentos la profesión pasa por una crisis atroz que a mi manera de ver viene provocada por el escaso reconocimiento a todos los niveles de nuestra profesión. La falta de credibilidad de la misma es un gran problema a la hora de trabajar con otras profesiones que sí tienen mucho prestigio social. Desde muchos sectores de la profesión en el ámbito nacional venimos pidiendo una regulación legal y un estatuto de la profesión que acabe con este limbo profesional que, curiosamente, sí tiene una enseñanza reglada que se imparte en universidades públicas y privadas; vamos, un disparate, como muchas cosas en este país y comunidad autónoma.

  1. La situación actual del periodismo es… 

R. Nefasta y agónica. Pero la culpa es de todos nosotros, de nadie más. Solo sabemos lamentarnos y lamernos las heridas, y publicar panfletos que me dan risa; nadie ha querido agarrar los cuernos al toro del desprestigio del periodismo.

  1. Un reto profesional. 

R. Seguir en activo muchos años, me gusta mi profesión. También volver al periodismo de calle pero con dignidad laboral.

  1. ¿Qué titular te gustaría poder dar algún día? 

R. Desde ya hace unos añitos trabajo en el mundo de la medicina. Por eso el titular que me gustaría dar algún día podría ser “El cáncer ya es una enfermedad del pasado”.

  1. Divulgar e informar sobre temas científicos supone para ti… 

R. Un gran reto, te exige mucho. Es imprescindible estar bien informado para poder comunicar sobre un tema que no dominas porque no te has formado en ese campo. Es por esto que “pierdo” mucho tiempo leyendo y hablando con los protagonistas de mis acciones de comunicación.

  1. ¿A la sociedad le interesa la ciencia? ¿Y la medicina? 

R. Lamento ser tan radicalmente negativo. A la sociedad aquello que no sea pan y circo no le interesa lo más mínimo. Es lamentable pero cierto. Si bien no deja de ser cierto que cada día hay más gente que se acerca a estos temas. Otra cosa distinta pasa con la medicina o mejor dicho, con la prevención de las enfermedades. Eso sí que le interesa a todo el mundo, en mayor o menor medida. La salud es el bien más valioso que poseemos.

  1. Un área de investigación que te resulte atractiva. Sin duda la genética; creo que por este campo vendrá en un futuro los grandes avances de la medicina. También te voy a decir el que menos me gusta que es todo lo que rodea al oscuro mundo de la investigación de medicamentos y sus sospechosos intereses.

 10. ¿Hay ‘química’ entre periodistas y científicos? Rotundamente no. Hay desconfianza. Esta situación está provocada por la falta de especialización que hay en nuestra profesión periodística. También por la poca importancia que dan los medios de comunicación a formar y en definitiva a especializar a uno de sus periodistas en estos campos. El compañero que hace política o sucesos no puede cubrir, llegado el momento, un evento científico o médico, simplemente porque no está al tanto ni de la jerga ni de la actualidad del sector.


11 comentarios

El blog Café de Papel…. ¡cumple 1 añito!

Tal día como hoy, hace un año, nacía Café de Papel, una bitácora que abría los ojitos al mundo sin saber lo que se iba a encontrar…. Cuesta alimentar a esta criaturita, no se crean, porque mantenerla actualizada con bastantes entradas es una tarea un tanto complicada…. Pero ha crecido bien. Sus primeros meses de vida han sido emocionantes y aunque siempre repito que es un blog modesto, que lo único que pretende es ser un punto de encuentro para debatir y comentar las bondades de la comunicación entre científicos y periodistas, hoy me siento como una mamá orgullosa y feliz.

Ha superado las 7.300 visitas recibidas desde diferentes lugares de este puntito azul perdido en el espacio. Y no se trata solo de un número -quizá insignificante para algunos- al menos desde mi perspectiva porque supone que una persona, en algún lugar del mundo y sin saber cómo es su vida, a qué se dedica o el tiempo que dispone, se ha detenido varios minutos a pasearse por esta cafetería virtual. Hay seguidores de EEUU, Holanda, Colombia, Indonesia, México, España, Inglaterra y también de Canarias, por supuesto!

Así que espero verles muy pronto de nuevo por aquí, por cafedepapel.wordpress.com y que me ayuden a cumplir otro año más con aportaciones y comentarios, con inquietudes y también con desacuerdos, porque el debate y la reflexión son sanos para las mentes críticas, que, al fin y al cabo, son las que plantan cara al mundo para seguir avanzando. 

¡Gracias!


Deja un comentario

Un café con… Maty Claverie, periodista sanitaria.

Informar sobre ciencia es una labor compleja que se efectúa desde diferentes perspectivas y espacios, presentando multitud de aristas en las que se materializan numerosos campos de conocimiento y por tanto, expertos. La salud, la medicina y las investigaciones que abarcan de la investigación básica, clínica y aplicada, constituyen algunos de los pilares sobre los que se sustenta parte del saber científico y que, sin duda, han generado una creciente atracción en el público en general. En la difusión de su conocimiento agentes e instituciones comparten escenario con los medios de comunicación, artífices de la popularización de los avances en biomedicina y de todos los aspectos relacionados con la sanidad.

Tendiendo puentes entre la sociedad, los periodistas especializados y las instituciones sanitarias, existe un perfil periodístico concreto que desarrolla su labor con este tipo de entidades, adaptando el discurso científico de sus profesionales a las necesidades y demandas informativas de la población: el periodista sanitario.

En este sector se mueve desde hace años Maty Claverie, responsable del gabinete de prensa del Hospital Universitario de Canarias (HUC) en Tenerife, profesional de referencia para aquellos compañeros de los medios de comunicación que han necesitado contactar con fuentes sanitarias a la hora de elaborar noticias, reportajes, entrevistas o documentales sobre salud, medicina e investigación biomédica.

De la misma manera que otros compañeros periodistas han aportado sus impresiones sobre la relación actual entre científicos y medios de comunicación en esta sección Un café con…, considero necesario mostrar la visión personal que en este sentido nos aporta una profesional como ella que, diariamente, se relaciona con ambos mundos y con la que tengo la fortuna de colaborar a diario. 

Quien conoce a Maty Claverie puede aseverar, sin lugar a equivocarse, que esta periodista hospitalaria es una figura clave todo el proceso informativo que debe llevar a cabo cualquier profesional de la comunicación que quiera mostrar una pequeña parte del sector salud a los ciudadanos. Un asesoramiento riguroso que adereza siempre con grandes dosis de amabilidad y pasión por su trabajo.

Así se nos descubre Maty Claverie a los lectores de Café de Papel. Que lo disfruten.

1.- Te dedicas al periodismo porque… Siempre me gustó escribir y estar al tanto de lo que ocurre a mi alrededor. Me diplomé en Empresariales y mis primeros pasos laborales estuvieron relacionados con el mundo de la contabilidad pero tuve la oportunidad de compaginar Periodismo con el trabajo cuando se implantó el segundo ciclo de Ciencias de la Información, acceso con curso puente en la Universidad de La Laguna. Lo mejor que hice: disfruto mucho con este trabajo.

2. Lo mejor de esta profesión es… Que ningún día es igual al otro ya que la actualidad es  la que lo marca; conoces a personas muy interesantes y tienes la oportunidad de entrar en mundos increíbles.

 3. Los mayores problemas de un periodista a la hora de hacer su trabajo es… La inmediatez y la falta de tiempo para elaborar la información. No es mi caso porque estoy trabajando en un Gabinete de Prensa donde el ritmo no es igual al de un redactor de un periódico o en radio y televisión, pero conozco también esa parte y soy consciente.

4. La situación actual del periodismo es… Francamente mala. La verdad es que es triste ver cómo compañeros serios y buenos en su trabajo se han quedado en paro después de años de una trayectoria profesional excelente. La actual situación económica arrastra a muy buenos profesionales y esto ocurre en cualquier otra profesión.

5.- Un reto profesional. Hacer mi trabajo cada día lo mejor posible. Hace algunos años leí que no se es héroe al hacer cosas extraordinarias sino al hacer las cosas ordinarias extraordinariamente bien, y realmente ése es mi reto vital.

6. ¿Qué titular te gustaría poder dar algún día? Hay tantos que es difícil seleccionar. Se me ocurren muchísimos relacionados con la salud pero si hay que elegir uno sería Se acaba el hambre en el mundo. Pensar que hay suficientes recursos en el mundo para que nadie pase hambre…  

7.- Divulgar e informar sobre temas científicos suponen para ti… Ofrecer la oportunidad de conocer la labor que realizan muchísimas personas de forma anónima y,  la mayoría de las veces, restando mucho tiempo a su vida familiar para ir avanzando un poco más en el diagnóstico o tratamiento de alguna enfermedad. También te permite acceder a información de interés en diversas especialidades y campos; la información sobre salud es fascinante y aprendes a diario.

8.- ¿A la sociedad le interesa la ciencia? Mi impresión es que, en general, la sociedad está más interesada en otro tipo de cosas, vivimos en una sociedad que demanda productos con satisfacción de hoy para hoy y no existe atracción por temas que necesitan un tiempo para materializarse. Aún así creo que hay un sector de la población a la que sí le interesa la investigación científica, concretamente por la medicina y esto se traduce en una mayor presencia de noticias en todo tipo de medios, ya sean escritos o audiovisuales, generalistas o especializados, y en la aparición de nuevas revistas de salud o bienestar. También es verdad que ahora más entidades y personas emiten información en el sector de la salud y que ha aumentado también el acceso y la demanda de información.

9. Un área de investigación que te resulte atractiva. Aparte de la biomedicina me resulta muy atractiva la astronomía. Los planetas y las galaxias, ¿cómo se forman?, ¿cuánto viven?, ¿qué hay por ahí fuera?…También me resulta apasionante la biología.

10. ¿Hay química entre periodistas y científicos? El temor de los científicos es que se exagere la información que ofrecen, miedo a dar esperanza y a que no se entienda bien el mensaje que quieren dar. En ocasiones es porque han tenido alguna experiencia anterior en la que se ha propiciado o creado alarma social así como falsas expectativas o se ha ahondado sin necesidad en aspectos morbosos de la información. El problema es que muchas veces pagan justos por pecadores. De todas formas, creo que también depende de la forma de ser y del trabajo de cada una de las partes y que es fundamental que exista un entendimiento entre ambas porque Comunicación y Ciencia deben de ir de la mano.


2 comentarios

Happy birthday, New England Journal of Medicine!

Estamos de enhorabuena. La publicación médica más antigua del mundo con periodicidad continua celebra este año dos siglos de vida. Sí, todo un acontecimiento que seguro que ni sus fundadores habrían podido imaginar.

La revista The New England Journal of  Medicine (NEJM), que vio su primera luz en 1812 como un modesto boletín informativo de los conocimientos médicos y sanitarios de la época, cumple en 2012 doscientos años -¡qué cifra!- y además, siendo una de las revistas científicas de mayor impacto en la actualidad. Tanto es así, que durante su longeva trayectoria se han publicado más de 150.000 artículos y anualmente revisan alrededor de 5.000 trabajos de investigación.

Subida al tren de las nuevas tecnologías desde hace unos años, sus contenidos -tanto los de pago como los de libre acceso- pueden visualizarse en internet a través de la página web http://www.nejm.org/.  Y como las ocasiones especiales lo merecen, NEJM agasaja  a sus lectores  con una fantástica línea del tiempo interactiva (http://nejm200.nejm.org/timeline) que detalla con ilustraciones y comentarios los principales descubrimientos médicos recogidos durante los doscientos años de vida de la historia de esta revista. Sin duda, un increíble regalo que  impulsará a más de algún curioso a profundizar  un poco más sobre las investigaciones más innovadoras de la época.

Por si fuera poco, sus editores presentan revisiones de artículos históricos a los que han hecho seguimiento de su impacto en la historia de la medicina hasta la actualidad y que también harán las delicias de profesionales y divulgadores.

Como cualquier entidad y publicación de prestigio, no solo está presente en las redes sociales como Twitter (@NEJM) con una etiqueta propia por su aniversario (#NEJM200) o Facebook, sino que además se pueden consultar sus contenidos multimedia a través de su propio canal de Youtube (http://www.youtube.com/user/NEJMvideo).     

La novedad llega en este importantísimo bicentenario de la mano de las últimas tecnologías mediante la descarga de sus informaciones a través de aplicaciones para  iPhone e iPad, todo un avance para los que ya estamos prácticamente ‘enganchados’ a estos aparatos.

Les invito a redescubrir esta publicación porque estoy segura de que, con una primera visita, quedarán prendados para siempre.

¡Feliz cumpleaños, NEJM!


Deja un comentario

El cáncer en los medios de comunicación. Todos juntos es posible.

El cáncer es una de las enfermedades que más páginas y minutos ocupa en prensa, radio, televisión -sería interesante estudiar qué impacto tiene en redes sociales- y no es de extrañar si tenemos en cuenta alguno de estos datos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) detalla que esta patología fue la responsable del fallecimiento de 7’6 millones de personas en todo el mundo durante 2008, casi un 13% del total, convirtiéndose en una de las principales causas de muerte a escala planetaria y por tanto, en asunto de vital importancia desde el ámbito de la salud pública.

Sabiendo que un 30% de las muertes por cáncer se deben a factores de riesgo externos que podrían controlarse (sobrepeso, dieta poco saludable sin frutas ni verduras, poco o nulo ejercicio físico, consumo de tabaco y alcohol), todas las instituciones involucradas directa e indirectamente con esta enfermedad iniciaron hace años una campaña de mensajes en positivo, cuyo principal valor reside en la prevención, la detección precoz y la esperanza de sobrevivirla, y si no fuese así, al menos de afrontarla dignamente con cuidados paliativos.   De hecho, hoy 4 de febrero, Día Mundial contra el Cáncer 2012, el lema lanzado desde la OMS es ‘Juntos es posible’.

No cabe ningún tipo de duda de que los medios de comunicación somos corresponsables en la difusión de estas premisas y por tanto, debemos  hacerlo desde el rigor científico: 

  • Cerrando el paso a teorías milagrosas y falsas creencias para así desmontar mitos
  • Evitando titulares inciertos y/o confusos con datos erróneos
  • No generando en los encabezamientos o en las presentaciones falsas expectativas; tampoco frivolizar ni restar importancia.
  • Promoviendo el conocimiento social de la enfermedad (y de la salud) acercándonos al paciente, a la sociedad en general y a los expertos, empleando de manera correcta las fuentes de información
  • Aclarando el lenguaje científico-técnico con el fin de hacerlo comprensible y asimilable para todos.
  • Prescindiendo del eufemismo: llamar a la enfermedad por su nombre, cáncer.
  • Convirtiendo nuestro trabajo en una herramienta educativa más para la sociedad, informando sin alarmar pero desde una perspectiva crítica.

En este sentido, es recomendable la lectura de la guía de estilo elaborada por Pfizer para periodistas que deben familiarizarse con el cáncer y su abordaje lingüístico.  (https://www.pfizer.es/actualidad/Recursos/Guia_estilo_enfermedades/guia_estilo_salud_medios_comunicacion_cancer.html

Informar en positivo. Un ejemplo: la Unidad de Linfedema del HUNSC

Incidiendo en este último punto, en los medios de comunicación como plataforma divulgativa para profundizar en el conocimiento del cáncer y de sus actores principales, quiero mostrarles un ejemplo de cómo una noticia, con el enfoque adecuado y un cuidado tratamiento periodístico, es capaz de informar y educar en torno al cáncer sin obviar la realidad de esta patología.

Existen piezas y artículos muy buenos que podemos encontrar a diario, pero hoy me parece un buen día para mostrarles -por proximidad y porque se sale de la tónica habitual de la información estadística- el trabajo que realizan los profesionales de la Unidad de Linfedema del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria (HUNSC), en Tenerife. En 2011 cumplieron doce años trabajando para y por los pacientes, en su mayoría mujeres, que se han sometido a cirugía de cáncer de mama (mastectomía)  o cáncer de piel (melanoma) y requieren de asesoramiento, cuidados y rehabilitación individualizados, atendiendo además a usuarios que acuden diariamente de forma ambulatoria para controlar su linfedema.

Mª Carmen Negro y Julia Expósito son las fisioterapeutas de esta unidad y entre sus objetivos destacan aconsejar sobre la prevención del edema de acuerdo a la particularidad de cada paciente  desde una “perspectiva profesional, rigurosa y científica para luchar contra el desconcierto, el estrés y la ansiedad que supone enfrentarse a un cáncer de mama y sus efectos secundarios”.

Esta información, que podría pasar desapercibida, fue muy bien acogida en prensa, radio y televisión. Los periódicos regionales y las agencias de noticias,  así como Antena 3 Canarias (http://www.youtube.com/watch?v=phB_tsoSNUY), RNE (http://www.rtve.es/a/1196028), Cadena COPE, Cadena SER y Canarias Radio,  se interesaron por el trabajo de estas profesionales y difundieron en sus respectivos programas una de las tantas caras que muestra el cáncer.  


BIBLIOGRAFÍA