Café de Papel

Te invito a compartir un café diferente conmigo. Escoge tu rincón favorito, siéntate y hablemos de comunicación, periodismo, salud, divulgación… Eso sí, sin prisas.


3 comentarios

Un café con… Leopoldo Pérez

Vehemente en la defensa de sus opiniones y criterios, Leopoldo Pérez es el responsable del departamento de Asesoría y Comunicación del Colegio Oficial de Médicos de Santa Cruz de Tenerife. Los periodistas y redactores que contactan con él diariamente, al objeto de transmitir a la sociedad las iniciativas y opiniones de esta entidad colegial, reconocen su labor.  El día a día de Leopoldo  contempla la interacción del oficio periodístico y de la profesión médica, motivo por el que este blog, Café de Papel, ha querido conocer sus impresiones sobre la situación actual de los medios de comunicación, su percepción sobre la cultura científica en la sociedad, la divulgación de contenidos relacionados con la salud y la relación que mantienen galenos y redactores. Entiende que hay “desconfianza” entre ambos mundos por la falta  de especialización en áreas científicas y sanitarias, aunque en parte sostiene que esto es así porque los propios medios de comunicación “no ven la importancia” de formar a sus trabajadores en dichos campos.

  1. Te dedicas al periodismo porque…

R. Por tantas cosas… Siempre me gustó defender causas perdidas, contar aquellas cosas que hacen daño a la gente o nos perjudican como sociedad. Me gusta contar lo que pasa, preguntar el por qué de todo. Creo que el verdadero periodista tiene la obligación moral de defender a la sociedad y a los más débiles de ésta, y se la defiende informando, quizás por eso se ataca tanto a nuestra profesión.

  1. Lo mejor de esta profesión es...

R. ¿Pero es que tiene algo bueno? Sí, sí que tiene.  Te permite conocer mucha gente (no sé si es bueno o malo), tener contacto de primera mano con las fuentes de la noticia y qué duda cabe, esto te da en ocasiones ciertas ventajas pero también disgustos. Por otro lado, te obliga a estar muy al tanto de todo y eso me gusta mucho. Por ejemplo, en estos momentos, la comunicación 2.0 – o no sé si ya vamos por la 3.0 ó 4.0-, nos ayuda mucho a estar al minuto de todo lo que ocurre globalmente, es apasionante y vertiginoso… Quién puede pedir más a una profesión…

  1. ¿Cuáles son los mayores problemas de un periodista a la hora de hacer su trabajo? 

R. En estos momentos la profesión pasa por una crisis atroz que a mi manera de ver viene provocada por el escaso reconocimiento a todos los niveles de nuestra profesión. La falta de credibilidad de la misma es un gran problema a la hora de trabajar con otras profesiones que sí tienen mucho prestigio social. Desde muchos sectores de la profesión en el ámbito nacional venimos pidiendo una regulación legal y un estatuto de la profesión que acabe con este limbo profesional que, curiosamente, sí tiene una enseñanza reglada que se imparte en universidades públicas y privadas; vamos, un disparate, como muchas cosas en este país y comunidad autónoma.

  1. La situación actual del periodismo es… 

R. Nefasta y agónica. Pero la culpa es de todos nosotros, de nadie más. Solo sabemos lamentarnos y lamernos las heridas, y publicar panfletos que me dan risa; nadie ha querido agarrar los cuernos al toro del desprestigio del periodismo.

  1. Un reto profesional. 

R. Seguir en activo muchos años, me gusta mi profesión. También volver al periodismo de calle pero con dignidad laboral.

  1. ¿Qué titular te gustaría poder dar algún día? 

R. Desde ya hace unos añitos trabajo en el mundo de la medicina. Por eso el titular que me gustaría dar algún día podría ser “El cáncer ya es una enfermedad del pasado”.

  1. Divulgar e informar sobre temas científicos supone para ti… 

R. Un gran reto, te exige mucho. Es imprescindible estar bien informado para poder comunicar sobre un tema que no dominas porque no te has formado en ese campo. Es por esto que “pierdo” mucho tiempo leyendo y hablando con los protagonistas de mis acciones de comunicación.

  1. ¿A la sociedad le interesa la ciencia? ¿Y la medicina? 

R. Lamento ser tan radicalmente negativo. A la sociedad aquello que no sea pan y circo no le interesa lo más mínimo. Es lamentable pero cierto. Si bien no deja de ser cierto que cada día hay más gente que se acerca a estos temas. Otra cosa distinta pasa con la medicina o mejor dicho, con la prevención de las enfermedades. Eso sí que le interesa a todo el mundo, en mayor o menor medida. La salud es el bien más valioso que poseemos.

  1. Un área de investigación que te resulte atractiva. Sin duda la genética; creo que por este campo vendrá en un futuro los grandes avances de la medicina. También te voy a decir el que menos me gusta que es todo lo que rodea al oscuro mundo de la investigación de medicamentos y sus sospechosos intereses.

 10. ¿Hay ‘química’ entre periodistas y científicos? Rotundamente no. Hay desconfianza. Esta situación está provocada por la falta de especialización que hay en nuestra profesión periodística. También por la poca importancia que dan los medios de comunicación a formar y en definitiva a especializar a uno de sus periodistas en estos campos. El compañero que hace política o sucesos no puede cubrir, llegado el momento, un evento científico o médico, simplemente porque no está al tanto ni de la jerga ni de la actualidad del sector.


Deja un comentario

Un café con… Maty Claverie, periodista sanitaria.

Informar sobre ciencia es una labor compleja que se efectúa desde diferentes perspectivas y espacios, presentando multitud de aristas en las que se materializan numerosos campos de conocimiento y por tanto, expertos. La salud, la medicina y las investigaciones que abarcan de la investigación básica, clínica y aplicada, constituyen algunos de los pilares sobre los que se sustenta parte del saber científico y que, sin duda, han generado una creciente atracción en el público en general. En la difusión de su conocimiento agentes e instituciones comparten escenario con los medios de comunicación, artífices de la popularización de los avances en biomedicina y de todos los aspectos relacionados con la sanidad.

Tendiendo puentes entre la sociedad, los periodistas especializados y las instituciones sanitarias, existe un perfil periodístico concreto que desarrolla su labor con este tipo de entidades, adaptando el discurso científico de sus profesionales a las necesidades y demandas informativas de la población: el periodista sanitario.

En este sector se mueve desde hace años Maty Claverie, responsable del gabinete de prensa del Hospital Universitario de Canarias (HUC) en Tenerife, profesional de referencia para aquellos compañeros de los medios de comunicación que han necesitado contactar con fuentes sanitarias a la hora de elaborar noticias, reportajes, entrevistas o documentales sobre salud, medicina e investigación biomédica.

De la misma manera que otros compañeros periodistas han aportado sus impresiones sobre la relación actual entre científicos y medios de comunicación en esta sección Un café con…, considero necesario mostrar la visión personal que en este sentido nos aporta una profesional como ella que, diariamente, se relaciona con ambos mundos y con la que tengo la fortuna de colaborar a diario. 

Quien conoce a Maty Claverie puede aseverar, sin lugar a equivocarse, que esta periodista hospitalaria es una figura clave todo el proceso informativo que debe llevar a cabo cualquier profesional de la comunicación que quiera mostrar una pequeña parte del sector salud a los ciudadanos. Un asesoramiento riguroso que adereza siempre con grandes dosis de amabilidad y pasión por su trabajo.

Así se nos descubre Maty Claverie a los lectores de Café de Papel. Que lo disfruten.

1.- Te dedicas al periodismo porque… Siempre me gustó escribir y estar al tanto de lo que ocurre a mi alrededor. Me diplomé en Empresariales y mis primeros pasos laborales estuvieron relacionados con el mundo de la contabilidad pero tuve la oportunidad de compaginar Periodismo con el trabajo cuando se implantó el segundo ciclo de Ciencias de la Información, acceso con curso puente en la Universidad de La Laguna. Lo mejor que hice: disfruto mucho con este trabajo.

2. Lo mejor de esta profesión es… Que ningún día es igual al otro ya que la actualidad es  la que lo marca; conoces a personas muy interesantes y tienes la oportunidad de entrar en mundos increíbles.

 3. Los mayores problemas de un periodista a la hora de hacer su trabajo es… La inmediatez y la falta de tiempo para elaborar la información. No es mi caso porque estoy trabajando en un Gabinete de Prensa donde el ritmo no es igual al de un redactor de un periódico o en radio y televisión, pero conozco también esa parte y soy consciente.

4. La situación actual del periodismo es… Francamente mala. La verdad es que es triste ver cómo compañeros serios y buenos en su trabajo se han quedado en paro después de años de una trayectoria profesional excelente. La actual situación económica arrastra a muy buenos profesionales y esto ocurre en cualquier otra profesión.

5.- Un reto profesional. Hacer mi trabajo cada día lo mejor posible. Hace algunos años leí que no se es héroe al hacer cosas extraordinarias sino al hacer las cosas ordinarias extraordinariamente bien, y realmente ése es mi reto vital.

6. ¿Qué titular te gustaría poder dar algún día? Hay tantos que es difícil seleccionar. Se me ocurren muchísimos relacionados con la salud pero si hay que elegir uno sería Se acaba el hambre en el mundo. Pensar que hay suficientes recursos en el mundo para que nadie pase hambre…  

7.- Divulgar e informar sobre temas científicos suponen para ti… Ofrecer la oportunidad de conocer la labor que realizan muchísimas personas de forma anónima y,  la mayoría de las veces, restando mucho tiempo a su vida familiar para ir avanzando un poco más en el diagnóstico o tratamiento de alguna enfermedad. También te permite acceder a información de interés en diversas especialidades y campos; la información sobre salud es fascinante y aprendes a diario.

8.- ¿A la sociedad le interesa la ciencia? Mi impresión es que, en general, la sociedad está más interesada en otro tipo de cosas, vivimos en una sociedad que demanda productos con satisfacción de hoy para hoy y no existe atracción por temas que necesitan un tiempo para materializarse. Aún así creo que hay un sector de la población a la que sí le interesa la investigación científica, concretamente por la medicina y esto se traduce en una mayor presencia de noticias en todo tipo de medios, ya sean escritos o audiovisuales, generalistas o especializados, y en la aparición de nuevas revistas de salud o bienestar. También es verdad que ahora más entidades y personas emiten información en el sector de la salud y que ha aumentado también el acceso y la demanda de información.

9. Un área de investigación que te resulte atractiva. Aparte de la biomedicina me resulta muy atractiva la astronomía. Los planetas y las galaxias, ¿cómo se forman?, ¿cuánto viven?, ¿qué hay por ahí fuera?…También me resulta apasionante la biología.

10. ¿Hay química entre periodistas y científicos? El temor de los científicos es que se exagere la información que ofrecen, miedo a dar esperanza y a que no se entienda bien el mensaje que quieren dar. En ocasiones es porque han tenido alguna experiencia anterior en la que se ha propiciado o creado alarma social así como falsas expectativas o se ha ahondado sin necesidad en aspectos morbosos de la información. El problema es que muchas veces pagan justos por pecadores. De todas formas, creo que también depende de la forma de ser y del trabajo de cada una de las partes y que es fundamental que exista un entendimiento entre ambas porque Comunicación y Ciencia deben de ir de la mano.


2 comentarios

Un café con… Inma Martos

Sonríe. Sonríe a menudo. Y pregunta. Pregunta muchísimo. Inma Martos es una periodista versátil, curiosa y ágil. Capta la esencia de una noticia al momento y mientras entrevista a científicos o profesionales sanitarios, hila con rapidez cuestiones y respuestas que la conducen a otra pregunta aún más compleja e igual de interesante.

Lleva varios años trabajando en el campo periodístico en  Canarias y reconoce que en el ámbito de la divulgación científica, “el equilibrio entre los investigadores y los periodistas es complicado pero no imposible”. Este reto procura plasmarlo a diario en los reportajes e informaciones que realiza para Diario de Avisos y en su proyecto Cmayúscula, y siempre resultan diáfanos para cualquier lector de prensa interesado en conocer un poquito más sobre la ciencia que nos rodea. Aquí les dejo sus impresiones sobre los medios de comunicación, la sociedad y la investigación.

1. Te dedicas al periodismo porque…   Siempre quise dedicarme a la rama social, quizá Terapia Ocupacional, Derecho… Acabé en periodismo casi por casualidad y casi empezando la carrera ya estaba haciendo prácticas en La Opinión. En aquellos maravillosos años en que un grupo de profesionales entusiastas levantaron un periódico nuevo, con toda la ilusión del mundo. Yo puse mi granito de arena. Como aún no sabía muy bien lo que hacía, entre simpáticas meteduras de pata y otras no tanto, que me subieron los colores, aprendí en la calle lo que nunca me ensañaron en el aula. Una vez me confundí de sala en Cáritas al acudir a una rueda de prensa y me confundieron con una inmigrante, mientras yo hablaba con los usuarios tan tranquila, la convocatoria se estaba celebrando en el salón contiguo.

  1. Lo mejor de esta profesión es… Sin duda, lo mejor es conocer a gente interesante todos los días, observar puntos de vista distintos de asuntos controvertidos y comprobar que una idea preconcebida de las cosas nunca es un buen comienzo para nada. Y escribir, claro. El teclado se ha convertido en una extensión de mis dedos sin el que me sentiría amputada.

3. Los mayores problemas de un periodista a la hora de hacer su trabajo son…  La gente tiene una idea equivocada sobre nosotros, unos por más y otros por menos. Cada periodista somos de nuestra madre y de nuestro padre y hacemos las cosas a nuestro modo y poniendo siempre un poco de nosotros.  Todo no le puede gustar a la generalidad de la gente. No me gusta hablar de dinero, pero creo que uno de los problemas ancestrales del periodismo, al menos en Canarias son los sueldos y ahora con la crisis mucho más. Los empresarios se aprovechan de la vocación en esta profesión.

  1. La situación actual del periodismo es…   Como te decía, peor que nunca, aunque jamás ha sido demasiado buena en lo que se refiere a condiciones laborales en general. Hay compañeros prestando su imagen al público en la televisión todos los días y al contrario de lo que pueda pensar la gente son ‘mileuristas’ como el resto de los mortales. Y eso, los que tienen la suerte de serlo. La crisis ha dejado a muchos compañeros en la calle y otros trabajan en precario. Pienso que el trabajo está infravalorado por las empresas y los empresarios.

5. Un reto profesional.  Mi reto profesional es conseguir seguir adelante con Cmayúscula, un proyecto en el que nos embarcamos quizá no en la mejor situación económica del país y de las Islas, pero si con la máxima ilusión. La Ciencia y la comunicación son sectores muy castigados siempre que existen dificultades económicas. Otro de mis retos es seguir haciendo lo que hago en prensa con mejores condiciones laborales y no tener que verme trabajando en algo que no me gusta por supervivencia. Supongo que lo que desea cualquier persona que ame su profesión.

  1. ¿Qué titular te gustaría poder dar algún día?  Hay tantos… Difícil. Uno de ellos y porque casi a diario, ya lo sabes, me doy de bruces con enfermedades como el cáncer es que un grupo de investigadores encuentran una vacuna contra esta enfermedad que se ha llevado a tanta gente en los últimos años. Ahora que lo pienso, haber comunicado el final de ETA habría estado muy bien. En cualquier caso, siempre buenas noticias, nada amarillas.

7. Divulgar e informar sobre temas científicos supone para ti… Que la gente esté un poco más informada, empezando por mí. Que seamos más críticos con el mundo que nos rodea para que esto nos ayude a tomar las decisiones más adecuadas. Al fin y al cabo en todo existe Ciencia.

  1. ¿A la sociedad le interesa la ciencia?  Según algunos datos que he leído últimamente, cada vez más. Lo malo es que si no se potencia desde donde tiene que hacerse y no se ponen los medios económicos y humanos para que quienes saben hacerlo investiguen, la divulgación no tiene sentido. Pienso que se le presta demasiada atención a lo inmediato, a lo banal y no tanto a las cuestiones más importantes para el ser humano como son el conocimiento y la evolución. Sólo de pensar qué seríamos sin medicamentos o sin los resultados de las investigaciones de personas como Watson, se me ponen los pelos de punta y eso, hay que costearlo.

9. Un área de investigación que te resulte atractiva.  Por su dificultad y el desconocimiento que aun hoy en día existe por supuesto, el cerebro. ¿Qué parte de nuestro cerebro no utilizamos y por qué?, si llegaremos algún día a conocer por completo qué somos y por qué actuamos como lo hacemos.

  1. ¿Hay ‘química’ entre periodistas y científicos? A bote pronto yo diría que no. Existe una especie de incomprensión mutua que se inclina más por el lado de los científicos. Comprendo que cuando se está profundamente inmerso en una investigación o en un proyecto ambicioso es costoso llegar al gran público y los periodistas de divulgación están ahí para eso. La cuestión es que no siempre se pueden transmitir los contenidos a la población como salen de la coctelera del saber porque seguirían siendo un misterio para el común de los mortales. Ellos han de hacer un esfuerzo para explicarse y nosotros para no desvirtuar lo que quieren transmitir. Encontrar el equilibrio es complicado pero no imposible.


Deja un comentario

Un café con… Begoña Ávila

En Canarias ahora mismo hay pocos periodistas científicos con ‘denominación de origen’ o que tengan la fortuna de dedicarse profesionalmente a esta especialidad en un medio de comunicación. Hace dos semanas presentamos esta sección entrevistando a un compañero que sí ha conseguido mantenerse a flote, Juanjo Martín. Pero en este blog tienen cabida todos aquellos que trabajando en otras secciones más diversas han hecho un guiño a las noticias de contenidos medioambientales, tecnológicos, biomédicos o científicos.

Resulta interesante conocer la opinión de estos profesionales que, a menudo, se dejan seducir por este tipo de información a la que descubren de inmediato su importancia y lo atractivos que pueden resultar sus mensajes dándolos a conocer con rigor.   Es el caso de Begoña Ávila, periodista de la Cadena SER en Canarias. Afronta cualquier reto diario con una sonrisa, le apasionan los reportajes y el periodismo de calle. Su voz, inconfundible en las ondas, transmite a los oyentes la misma sensación de quienes tenemos la suerte de conocerla: honestidad, buen hacer. Su gran capacidad de escucha es un valor añadido y quizá sea precisamente esta cualidad la que le permite descubrir a los oyentes el lado más humano de la ciencia.

Licenciada en Turismo y en Periodismo por la Universidad de La Laguna, su desembarco en los medios tuvo lugar en Teide Radio-Onda Cero. Unas prácticas llevaron a otras en Radio Club Tenerife-Cadena SER durante 2005 y en este buque insignia de la radio en Canarias permanece hoy en día, donde ha llevado el timón de mando de los Matinales, Hora 14 Canarias y Hora 25, además de una temporada de  La Ventana de Canarias. Versátil en el mundo 2.0 se maneja con soltura por Twitter como  @BAvilaR y permite que le sigan la corriente en su blog  http://corrientefria.blogspot.com.

Si quieren conocer su opinión sobre el mundo de la prensa y su relación con los protagonistas de periodismo científico, dedíquenle a esta entrada diez minutos.
1. Te dedicas al periodismo porque… Desde pequeña he visto a mi padre leyendo la prensa y pegado a la radio. Él me inculcó que si quería enterarme de lo que pasaba a mi alrededor debía acceder a los distintos medios que tenía a mi alcance. Si yo le preguntaba: Papá, ¿por qué pasa esto? Él me respondía: mira el periódico. Con el tiempo me di cuenta de que si yo me hacía preguntas que los medios me podían responder: ¿por qué no ser yo algún día quien lo contara? Siempre he sido muy curiosa; allí donde hubiese un grupo de gente arremolinada, iba yo colándome entre todos para llegar la primera. Luego salía y se lo contaba al resto. Con 8 y 9 años editaba ya mis propios periódicos en el colegio. Ya entonces supe que mi futuro estaba, sí o sí, en el periodismo.

2. Lo mejor de esta profesión es… La cantidad de gente que conoces y las cosas que aprendes. Tanto de asuntos relacionados con el día a día, como con temas específicos; entre ellos, obviamente, la ciencia.

3. Los mayores problemas de un periodista a la hora de hacer su trabajo son… La escasez de tiempo para ahondar en temas sobre los que, si se dedicara más, se podrían extraer conclusiones interesantes de cara a la población. Pensándolo bien, la ciencia y el periodismo no distan mucho en ese sentido. Para encontrar el antídoto para una enfermedad, pueden pasar años en los que hay mucho “ensayo-error”… En el caso de los periodistas, si investigamos algo y a la primera nos da “error”, probablemente debamos dejar ese tema aparcado, porque la vida sigue y el ritmo de nuestra profesión nos obliga a dejar ese asunto de lado. Quién sabe si será por un tiempo hasta que la vorágine nos permita retomarlo, para siempre, o hasta que un profesional de otro medio lo saque, lo cual, como periodista, suele doler mucho más.

4. La situación actual del periodismo es… Francamente mala. Existen muchísimos periodistas muy válidos en las listas del paro. Personas de las que he aprendido muchas de las cosas que sé actualmente sobre la profesión y con gran capacidad resolutiva ante los problemas a los que nos enfrentamos día a día. Sin embargo, a veces nos olvidamos de que los medios son empresas que buscan resultados económicos, olvidando el importante papel que desempeñan. Hoy no es difícil que cualquier informativo de televisión te cuente exactamente las mismas noticias que uno de radio, o un periódico. Y es una pena. Porque lo bonito y lo sano que debería tener nuestra profesión es precisamente la búsqueda de LA NOTICIA. Y no solo eso. La comunicación se encuentra en un proceso de cambio constante. Internet y las nuevas tecnologías ofrecen posibilidades impensables hace tan solo un lustro. Pero la falta de profesionales, y en consecuencia de tiempo, hace que las estemos dejando escapar delante de nuestras narices.

5. Un reto profesional. Seguir aprendiendo. De mis compañeros y de mis errores. Tengo mucho espíritu crítico conmigo misma. Cuando hago una crónica o termino un informativo o un programa, nunca me quedo satisfecha del todo. Por eso, siempre me propongo que mañana saldrá mejor. No creo que ambicionar mucho más allá de eso sea sano. Pero por supuesto que me gustaría seguir creciendo como profesional. ¿A quién no?

6. ¿Qué titular te gustaría poder dar algún día? Soy periodista de radio. Y me encanta la acción. Contar aquello que está pasando en el momento en el que lo estoy viendo. Así he vivido los momentos más gratificantes de mi aún corta carrera. Lamentablemente ese tipo de periodismo suele estar relacionado con sucesos o catástrofes que afectan a personas, generalmente desconocidas para la mayoría. Sin embargo, ahí me he dado cuenta de la increíble capacidad del ser humano de ayudarse el uno al otro en la adversidad. Así que tener la posibilidad de hablar con cualquier héroe anónimo es para mí el mejor titular que podría dar.

Si me preguntas exclusivamente por un tema científico, me encantaría poder decir que la investigación de la hiperoxaluria primaria, que lleva el equipo del doctor Eduardo Salido, en el Hospital Universitario de Canarias y la Universidad de La Laguna, se da por concluida y que tiene cura. Hablo de esta enfermedad “rara” o “huérfana” porque sé que es la que se estudia en las islas. Sin embargo, existen otras muchas, incluso conozco casos de Ataxia de Friedrich, que ojalá pudiera anunciar que han hallado solución.

7. Divulgar e informar sobre temas científicos supone para ti… Un reto absoluto. Admiro a todos los profesionales de la ciencia que son capaces de “vivir” en un laboratorio, o trabajar día a día con el objetivo de cuidar a las personas y salvar vidas. Poder hablar con cualquiera de ellos me lleva a documentarme para poder hacer del tema lo más interesante posible al oyente. Está claro que ni todo el mundo entiende de ciencia, ni le interesa; el reto es establecer una relación de confianza con el entrevistado (que no en todos los casos está acostumbrado a ser preguntado por su trabajo en público) y mostrar al oyente que sus respuestas pueden ser interesantes para conocer un poco más la labor que realizan nuestros científicos y sanitarios.

8. ¿A la sociedad le interesa la ciencia? Depende del área específica que se trate. Por experiencia sé que todo lo relacionado con la astronomía y las ciencias naturales son las que más atraen a la población. Sin embargo, depende de cómo se aborde el tema. Es decir: tú le puedes preguntar a alguien si le interesan las matemáticas y muchos te responderán que no. Sin embargo, si escuchan una entrevista a un grupo de niños que son capaces de resolver operaciones larguísimas, gracias a una técnica en la que se utiliza el ábaco, es probable que la escuchen. De igual manera, en el caso de la medicina: no es lo mismo decir: “hoy vamos a hablar de trasplantes” a exponer: “vamos a contar cómo un grupo de personas del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria viven pegados al móvil por si deben incorporarse a trabajar. Son conscientes de que de su rápida respuesta depende que salven varias vidas. Son el equipo de trasplantes”.

9. Un área de investigación que resulte atractiva. Probablemente la que más me llame la atención sea la neurología. La increíble relación que existe entre nuestro pensamiento y nuestras acciones. El cerebro parece pequeñito… Pero creo que el que manda en nosotros es él.

10. ¿Hay ‘química’ entre periodistas y científicos? Tanto unos como otros somos personas, y como tales, depende de la predisposición por ambas partes. Mi experiencia hasta ahora ha sido totalmente positiva. Cierto es que alguna vez he recibido un “no” por respuesta ante una entrevista sobre alguna investigación en curso, pero si te soy sincera, hasta lo entiendo. Es como si le pidieras a un artista que te enseñara su cuadro antes de terminarlo. Salvando las distancias, el trabajo del científico es investigar; y como el mío es informar, suelo ser bastante cabezota e insistir cuando un tema me interesa. En ocasiones es cuestión de empatía.


2 comentarios

Un café con… Juanjo Martín

Lo anunciábamos la semana pasada y aquí está. Hoy se presenta en esta bitácora una nueva sección dedicada a conocer la trastienda de la información y la divulgación científica de la mano de aquellos que trabajan con ella y con la investigación cada día en la redacción de un periódico y en los estudios de emisoras de radio y televisión.

Un café con… es mi reconocimiento a estos profesionales que tantas veces pasan desapercibidos incluso por parte de otras especializaciones periodísticas. Quizás no sean los redactores más famosos, ni los que suelen estar invitados en tertulias y debates de rigor… Sus informaciones son las que menos aparecen en portada o en la cabecera de los informativos y sin embargo, sí son los periodistas que más se esfuerzan por traducir y hacer entendible informaciones complejas y plagadas de tecnicismos poco asequibles y a veces estrambóticos a la mayoría. Hablar de química, biología, medina, física, tecnología o astronomía no resulta tarea fácil pero ahí están ellos –y ellas-  para convencernos de que la investigación puede y debe estar al alcance de todos.

Este post arranca con uno de los pocos periodistas del Archipiélago que se dedican en exclusiva en cuerpo y alma a esta rama de la comunicación. Juanjo Martín rezuma átomos y átomos de curiosidad  científica y no se dejen engañar por esa mirada serena, porque tras ella se esconde una  mente en plena ebullición que no para de gestar ideas y proyectos que desarrollar.

Por si no ha quedado claro, es un lujo dar vida a esta sección con este comunicador y si no, tan solo tienen que tomarse un café con él para comprobarlo. Descubrirán lo veloces que transcurren las horas de tantas cosas interesantes a las que atender… Orotavense de nacimiento y animado por series de televisión como El Hombre y La Tierra o Cosmos, se lanza al mundo de la divulgación científica para trabajar en medios como Radio Nacional de España (RNE) con programas como ‘Canarias Innova’ y ‘Planeta Vivo’ y aterrizar en  2009 en Canarias Radio de la mano de ‘Galaxias y Centellas’, un espacio radiofónico que le ha valido la mención de honor en los premios internacionales Ciencia en Acción.

Y eso no es todo. También ha conocido los secretos de las 625 líneas con programas como Génesis –y un proyecto que aún no podemos desvelar- y colabora habitualmente con Cadena SER, Diario de Avisos y medios digitales como E-ciencia, mientras mantiene al pie del cañón dos empresas propias vinculadas a la comunicación científica, Cienciamanía y Cmayúscula.

Sobre periodismo, información, ciencia y futuro estuvimos charlando una tarde y así ha respondido a las diez preguntas de Café de Papel, sin trampa ni cartón.

  1.  Te dedicas al periodismo porque…  Me gusta contar historias, desvelar la importancia que la ciencia y la tecnología tienen para nuestras vidas, mostrar que  estamos rodeados de ciencia, poner en valor a las personas que dedican su vida al conocimiento, que pasan su vida estudiando y trabajando para curar una enfermedad o llevarnos al espacio.  Estoy convencido que para que una persona pueda decidir en libertad y no caiga en el saco de la propaganda debe conocer el funcionamiento de la economía y  la política pero también de la ciencia y la tecnología.
  2. Lo mejor de esta profesión es… Las satisfacciones que te aporta. La satisfacción de poder entrevistar a sabios contemporáneos, poder tenerlos cara a cara y disfrutar con sus respuestas. La satisfacción de poder dirigirme a miles de personas, saber que te pueden estar escuchando, leyendo o viendo desde cualquier lugar del mundo. La satisfacción de comunicar
  3. Los mayores problemas de un periodista a la hora de hacer su trabajo son… la percepción del periodista que tienen algunas personas, nos miran con recelo, con desconfianza, eso si, cada vez menos. Lo realmente complejo del periodismo científico es documentarte lo suficiente como para estar a la altura en una entrevista, conocer suficientemente el tema como para exprimir al invitado, no me refiero a preparar preguntas de lucimiento personal, me refiero a ser capaz de salir del camino de las preguntas típicas y tópicas, extraer lo importante y ser un buen representante de los intereses del oyente, lector o televidente.
  4. La situación actual del periodismo es… Difícil, pero con luz al final del túnel. Creo que la solución pasa por las especialización del periodista, ser el mejor en un campo 
  5. Un reto profesional. Después de comunicar durante muchos años en la radio, recientemente he dirigido mi primer programa para televisión (se estrenará pronto). Debo confesar que ha sido una experiencia más agradable de lo que en un principio imaginé. He observado desde dentro las grandes posibilidades de la TV  y mi próximo reto profesional es un programa para televisión que aun tengo en el horno. Pero, he de confesar que mi debilidad es la radio, el micrófono, la mesa y la pecera. 
  6. ¿Qué titular te gustaría poder dar algún día? Los titulares relacionados con mi área de trabajo que me gustaría dar y vivir son aquellos que tienen que ver con la aventura espacial, me gustaría contar que el hombre ha llegado a Marte o a La Luna, que se ha encontrado vida fuera de la Tierra o que se ha localizado un planeta gemelo al nuestro. También el desarrollo de vacunas y remedios para grandes enfermedades.
  7. Divulgar e informar sobre temas científicos supone para ti… Un reto; afortunadamente me obliga a estar a la última, no sólo saber quién hace qué sino estar al corriente de los últimos descubrimientos, líneas de investigación, investigaciones en marcha, etc. además debemos tener un buen criterio para separar la paja del grano, la línea entre la ciencia y la pseudociencia no siempre es nítida y en muchas ocasiones te intentan dar gato por liebre.
  8. ¿A la sociedad le interesa la ciencia?  Le interesa pero no tanto como yo pensaba, todos tenemos curiosidad pero pocos quieren ir un poco más allá. Interesa porque la ciencia nos rodea, está en cada rincón. Pero ese interés crece como la espuma cuando se tratan ciertos temas clásicos, casi todos relacionados con la Astronomía o la salud. Estoy convencido que el interés por la ciencia crecería si fuéramos capaces de trasmitirla bien, comunicar con eficacia y sin grandes pretensiones. A esto ayudaría la existencia de un líder, una persona como Félix Rodríguez de la Fuente o Carl Sagan que cautivara a millones de personas. La imagen de la ciencia está muy deteriorada, un ejemplo de esto lo vemos en el cine y la televisión, donde los científicos causan accidentes nucleares o epidemias mortales, su imagen siempre se asocia al ‘friki’ y nunca al guapo de la película, ¿por qué? 
  9. Un área de investigación que resulte atractiva. Todas las áreas me parecen atractivas, todas tienen aplicaciones, curiosidades y sobre todo, gente apasionada detrás 
  10. ¿Hay ‘química’ entre periodistas y científicos? Cada vez hay mejor “rollito” entre periodistas y científicos, como en todos los sectores también algunos nos miran con recelo,  con temor, evidentemente porque no entienden ni conocen el periodismo, lo de los titulares lo llevan muy mal. En general son muy colaborativos y divulgativos, saben que la ciencia es parte de la sociedad, que todos pagamos sus sueldos y proyectos y es justo que nos cuenten lo que hacen. Quedan pocos ermitaños cascarrabias.