Café de Papel

Te invito a compartir un café diferente conmigo. Escoge tu rincón favorito, siéntate y hablemos de comunicación, periodismo, salud, divulgación… Eso sí, sin prisas.


2 comentarios >

Triste con las ausencias de las grandes voces de la radio… Hoy se han apagado  los micrófonos para César Fernández -Trujillo de Armas pero de él permanece su sabiduría y un libro a punto de ver la luz dedicado a quienes estaban al otro lado de la pecera, “Queridos oyentes”

Profesional humilde y de cadencia pausada, nos deja un poquito huérfanos a todos los que trabajamos en comunicación. Sentía amor por la radio y se puede decir literalmente que hizo de ella una herramienta para el servicio público, pues de entre todas las iniciativas en las que participó tras su paso por Radio Juventud, COPE y Radio Isla, fue la voz de la tercera edad con ‘Ansina’ e ideólogo de la ‘Biblioteca Sonora’, hemeroteca de obras literarias en audio para personas con discapacidad visual.

Hoy, al recordar a César y a su inconfundible voz en el aire tantas mañanas, se me hace más que presente un certero pensamiento del también periodista Ryszard Kapuscinski:

Para ejercer el periodismo, ante todo, hay que ser buenos seres humanos. Las malas personas no pueden ser buenos periodistas. Si se es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias

  


Deja un comentario

Grandes profesionales a la vuelta de la esquina

Aunque tendemos a pensar que las grandes innovaciones y los hallazgos más importantes se descubren allende los mares, en Canarias,  archipiélago y ‘plataforma tricontinental’, también se genera conocimiento, se investiga y se obtienen resultados realmente importantes.

Este post exprés se lo quiero dedicar a  todos los profesionales del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria en Tenerife que trabajan a diario para y por los pacientes y que de forma callada pero efectiva, compaginan la investigación con la práctica clínica y asistencial, dando como resultado que se logren avances tan relevantes como el que hoy, gracias a la agencia EFE, se ha dado a conocer en la prensa. 

Aquí les dejo varios enlaces por si les pica la curiosidad y quieren saber de qué estoy hablando…

¡Enhorabuena! 

 


Deja un comentario

¿Influye la mezcla genética norteafricana en el desarrollo de enfermedades complejas?

Eso es lo que se quiere averiguar con la investigación llevada a cabo por científicos de la Unidad de Investigación del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, cuyos primeros resultados han sido publicados recientemente en la revista PloS One (http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0018389).

El Dr. Carlos Flores, director de este trabajo, comenzó en 2008 a estudiar la carga genética del norte de África en la población española para determinar si habría predisposición a padecer asma. Partiendo de la base de que no existe una proporción homogénea de la influencia genética africana en todo el territorio nacional, se tomaron para el estudio 130 muestras de ADN extraídas de personas sanas y en el caso de Canarias, que al menos, contaran en su haber con dos generaciones de ancestros nacidos en las Islas. También se recogieron muestras de ADN de diferentes zonas de la Península Ibérica y de Marruecos.

Lo que se pretendía era analizar el número suficiente de marcadores genéticos distribuidos  por todo el genoma de los 130 individuos con el objeto de conocer cuáles de ellos pueden “informar” sobre su ascendencia  y de esta manera, comprobar si existía alguna relación entre nuestros antepasados y padecer asma, una de tantas enfermedades consideradas “complejas”.

En palabras de Carlos Flores, investigador del HUNSC, “estos marcadores genéticos, los 93 que utilizamos, proporcionan una valiosa herramienta no solo para realizar los controles pertinentes en los estudios genéticos de las enfermedades complejas, sino también en la estimación de la ascendencia genética norteafricana para indagar sobre la posibilidad que la mayor incidencia de algunas patologías en la población canaria, como las alergias, el asma o la diabetes, se deban a factores genético-hereditarios con tal influencia poblacional”.  

Diferencias poblacionales

De este estudio, titulado North African Influences and Potential Bias in Case-Association Sudies in the Spanish Population, se obtienen datos relevantes en sus resultados preliminares, que indican que mientras en la población peninsular la media de mezcla genética norteafricana es de un 5%, en el caso canario mostraba un valor bastante más elevado, un 17’4%.

Pero esto no significa que la influencia africana sea igual en todos los casos canarios estudiados, puesto que “existe un rango de variación muy amplio, al no encontrarse  ningún rastro de mezcla genética en unos, mientras que en otros llega hasta un 97% de ascendencia norteafricana, un porcentaje que se corresponde con el sustrato genético aborigen que se conserva en la población canaria actual”, explica Flores. 

Asma, alergia, diabetes y otras enfermedades complejas

El grupo de investigación que lidera el Dr. Carlos Flores desde el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, está compuesto por María Pino-Yanes, Almudena Corrales, Santiago Basaldúa, Alexis Hernández, Luis Guerra y Jesús Villar, y con su trabajo lo que se persigue también es aproximarse hasta averiguar qué puntos del genoma humano están relacionados con la susceptibilidad a desarrollar enfermedades complejas, aquellas en las que confluyen factores medioambientales junto a diferentes genes.Así, por ejemplo, nos encontramos con asma, alergias, hipertensión, EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y la diabetes tipo 2.

Si bien es cierto que en este tipo de enfermedades cobra un peso importante las circunstancias ambientales que las rodean, no debe obviarse que existe un “trasfondo genético diferencial con otras poblaciones”, y como ejemplo, están los estudios de tres universidades de Chicago en los que se han concluido que la población afroamericana es más propensa a padecer asma si su ascendencia genética africana es más elevada”.

Otra utilidad práctica de este estudio reside en que puede marcar pautas en los métodos que se utilizan para analizar las bases genéticas de este tipo de patologías complejas, de forma que se conviertan en herramientas de uso médico y sanitario en materia de prevención, puesto que, en los primeros resultados que obtuvo el grupo de investigación de Carlos Flores, tan solo utilizando 65 marcadores genéticos de ascendencia, se podría evitar datos erróneos, facilitando un análisis certero, además de ahorrar los costes que supondría no utilizar este método.

Para este investigador, un estudio que se ha efectuado para conocer el riesgo de predisposición de las personas a padecer determinadas enfermedades, tiene su otra cara, que es convertirse en una herramienta aliada de protección frente a otras patologías, aunque “es algo todavía muy poco conocido en este campo”.