Café de Papel

Te invito a compartir un café diferente conmigo. Escoge tu rincón favorito, siéntate y hablemos de comunicación, periodismo, salud, divulgación… Eso sí, sin prisas.


Deja un comentario

Mejor información. Más igualdad de género. Seguridad en los medios. Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Día Internacional de la Libertad de Prensa.

«El periodismo de calidad permite a los ciudadanos adoptar decisiones sobre el desarrollo de sus sociedades con conocimiento de causa, y se esfuerza por sacar a la luz la injusticia, la corrupción y el abuso de poder. Para ello, el periodismo debe tener la posibilidad de prosperar, en un entorno propicio en el que los periodistas puedan trabajar con independencia, sin interferencias indebidas y en condiciones de seguridad.»

Mensaje del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova y el Alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al-Hussein.

Día Mundial de la Libertad de Prensa 2015


2 comentarios

Que no amordacen tu voz. Que no se agote la tinta de tu pluma. Día Mundial de la Libertad de Prensa.

Que no amordacen tu voz. Que fluya la tinta de tu pluma. Que suene con brío el teclado de tu ordenador. Que las nuevas tecnologías de la información esparzan hoy, más que nunca, un mensaje, un reclamo: el oficio periodístico es necesario para reforzar la democracia y sin profesionales que lo ejerzan, ésta se diluye y hace a la sociedad más esclava.

Hoy, 3 de mayo, reivindicamos el Día Mundial de la Libertad de Prensa, una jornada que cumple en esta ocasión 21 años tras su establecimiento en 1991 en Namibia, cuando se firmó la Declaración de Windhoek. La UNESCO y el Departamento de Información Pública recalcaron en ese documento que la libertad de prensa es sinónimo de pluralismo y conlleva, por encima de todo, independencia para ejercerlo.

Creo que nadie pondrá en duda a estas alturas que el periodismo y los medios de comunicación tienen la influencia necesaria para transformar la sociedad y hacerla libre,  motores para la toma de decisiones y mecha para la exigencia de un mundo más justo. Por ese papel liberador y libertador, fallecen cada año decenas de periodistas en zonas de conflicto o son encarcelados por regímenes dictatoriales y represivos; porque muchas voces son presionadas o silenciadas por poderes en la sombra que ven en este trabajo un serio peligro a sus intereses. Y sin embargo, no hay mayor enemigo en esta profesión, a veces tan poco corporativa, que la precarización de su ejercicio. La crisis ha hecho aflorar despedidos masivos, ERES encubiertos, desmantelamientos sangrientos de medios de comunicación. Miles de compañeros en las listas del paro. Y este dato, duele.

En este día, quiero recordar a quienes han perdido algo más que un trabajo. Ser periodista, fotoperiodista, redactor, cámara, productor, locutor… es un estilo de vida. Quiero reivindicar el trabajo bien hecho porque para ejercer libremente este oficio, un periodista debe ser honesto y consecuente a diario –aunque no sea fácil-, porque informar de manera veraz también entraña riesgos y el buen periodismo es aquel que se realiza bajo nuestro propio código ético, que es el más exigente de todos.

Hoy, 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, deseo que la coyuntura económica no merme aún más las esperanzas de sus ciudadanos y que tampoco seque la tinta de las plumas experimentadas. Que no pague miserias por un trabajo intelectual.

Por un periodismo digno.

#periodigno