Café de Papel

Te invito a compartir un café diferente conmigo. Escoge tu rincón favorito, siéntate y hablemos de comunicación, periodismo, salud, divulgación… Eso sí, sin prisas.

Kit de supervivencia de un redactor (de calle)

7 comentarios


¿Han comprobado alguna vez cuánto pesa el kit de trabajo de un periodista de calle? Yo lo he hecho hoy. Aproximadamente, son dos kilos…

Y no estoy hablando de las mochilas de los fotoperiodistas ni del equipo de un cámara de televisión, que ya sabemos que viven con un caparazón a cuestas, al que miman y defienden, lógicamente, como si les fuera la vida en ello. Me refiero al equipo básico para ejercer hoy en día periodismo de calle.

Sí, sí, ese… Por si alguien no lo recuerda o no quiere recordarlo, dícese de la actividad ejercida a contrarreloj por un redactor/redactora de un medio de comunicación que persigue la actualidad informativa entre el tráfico y el gentío bajo condiciones climatológicas adversas como lluvia, viento, calor o nieve.  Ir en busca de la noticia no es tarea fácil y una jornada de trabajo en el asfalto puede dar para mucho. Tanto, que en cuestión de minutos surge como por arte de magia la noticia del día y el redactor debe trasladarse a un punto lejano, desconocido y perdido de la mano de Dios con la indumentaria menos apropiada.

Estos dos kilos de supervivencia periodística se reparten en la mochila de un redactor de la siguiente forma:

  1. Una agenda, la de toda la vida, la que está llena de contactos y que aunque hayamos pasado al móvil con exquisita paciencia, si la pierdes o te la roban, es una auténtica desgracia.
  2. Una libreta de tamaño medio para escribir de todo, desde las respuestas a la entrevista de turno,  el último correo electrónico del contacto que estabas buscando y por supuesto, los típicos garabatos que se dibujan cuando la rueda de prensa resulta pesada, aburrida y se alarga demasiado.
  3. Dos bolígrafos, el que tenemos siempre a mano y que nunca encontramos cuando más se necesita, y el otro – el que pinta mal- pero que nos saca de los apuros porque el primero no aparece.
  4. La grabadora, si vienes de la redacción de un periódico, es esencial, pero debe usarse siempre con la libreta no vaya a ser que nos quedemos sin pilas… Y a nadie le gusta perder el material de trabajo.
  5. Un paquete de pilas por si la grabadora no funciona, el equipo de la radio tampoco y con el que siempre se puede ayudar a un compañero en apuros. Por cierto, ¿han revisado el equipo antes de salir hoy? Ejem….
  6. Dos móviles: el personal y el del trabajo. Ojalá solo tengan uno ya que así, todas las llamadas se canalizan en un único dispositivo. Sin embargo, muchos compañeros portan dos y como la tecnología es lo que tiene, uno será inteligente, un smartphone o un iphone, que hacen de todo y pueden sacarte de algún atolladero que otro: hacen fotos, graban cortes de audio que pueden editarse igual que los vídeos que se toman con móviles. Una joya, vamos.
  7. Cámara de fotos. Vale. El móvil lo hace todo ¿¿¿y si se queda sin batería????
  8. Cables, muchos cables. Cables de datos para la grabadora, cables para descargar las fotos, el cargador del teléfono… Pues eso. El bolso toma vida propia porque en su interior hay un nido de hilos de cobre forrados de plástico que se apoderan de la mano cada vez que se introduce en él…
  9. Un pendrive. O dos. O tres. He visto compañeros con un puñado.
  10. Un paraguas. Quizá no se lleve encima todos los días… Pero cuando cae el diluvio del siglo durante el transcurso de un día maravillosamente soleado… La mañana siguiente está en la mochila sin falta.

He aquí el kit de supervivencia de un redactor de calle. Dos mil gramos de herramientas de trabajo que forman parte de nuestras vidas, que suelen dar más disgustos que alegrías. Y eso que no he añadido a la balanza otros elementos como pañuelos de papel, el estuche con las gafas de sol, la cartera o la identificación para la institución correspondiente. Mención aparte merecen los periodistas que se dedican al ámbito de la televisión porque entonces habría que sumar el peso de la chaqueta para los directos y/o platós además del neceser de primeros auxilios con peine, rímel, polvos para matizar los brillos y al menos, un gloss… De ahí que el bolso, mochila o maleta de un redactor de calle siempre pese.

 Así que, querido ciudadano, si en alguna ocasión se encuentra con un periodista agobiado con el rostro descompuesto intentando buscar algún punto de apoyo en el metro o en el autobús para no perder el equilibrio, si es usted tan amable, ceda por unos minutos su asiento. Este compañero habrá estado toda la mañana corriendo de un lado para otro con el objetivo de tenerle informado y probablemente su trabajo no esté bien remunerado. Seguro que ese día, se lo agradecerá.

 

Autor: Sonia Rodríguez

Desde 2001, la comunicación, en todos sus aspectos, forma parte de mi vida profesional. Después de conocer 'qué' se cuece y 'cómo' se cuece en los medios, actualmente trabajo en Metrópolis Comunicación, una empresa especializada donde desempeño la responsabilidad de coordinar un gabinete de prensa de una institución sanitaria. Una experiencia que me permite poner en contacto a profesionales de radio, prensa y televisión con especialistas del ámbito de la sanidad, la salud, la ciencia y la investigación biomédica.

7 pensamientos en “Kit de supervivencia de un redactor (de calle)

  1. Desde luego, siempre he echado en falta para llevar un solo móvil y poder cargar a la empresa las llamadas del trabajo, de forma sencilla y cómoda, marcando, por ejemplo, un código inicial. igual está inventado (no debe ser complicado diferenciar unas llamadas de otras) pero nunca se lo he visto a ningún compañero.

    ¡Buen post!

  2. Estoy con Rodrigo. Con el smatphone tienes grabadora, cámara, las noticias, los contactos y el bloc de notas para apuntar. Sólo te falta una batería de repuesto, y el paraguas lo puedes sustituir por una capucha. Sin embargo, lo importante lo tienes en una “mochila invisible”, que no pesa en kilos, y últimamente parece no pesar en los currículum: el bagaje, el oficio, el savoir faire… El saber a quién llamar para documentarte o a quién seguir en redes para enterarte el primero, el criterio para diferenciar qué es noticia de lo que no lo es, en qué canal y cómo transmitirlo, dónde está el titular y el aspecto que parece insignificante y que puedes desarrollar después. En fin, periodismo. Por lo demás, el post está muy completo e interesante.

    • Así es… Este post es más bien un recuerdo reciente antes del ‘boom’ de los móviles inteligentes y sus aplicaciones; particularmente creo q son herramientas fantásticas para desarrollar el trabajo diario desde un punto de vista técnico, pero como bien dices, la mochila más pesada es la q no se ve, aquella q porta el quehacer del oficio periodístico y que es la que nos diferencia de quienes no lo ejercen. El uso de las fuentes, las historias que contamos y las estrategias o alternativas para q sean noticia, la aplicaciòn rigurosa de un código ético en la profesión -aunque percibo q cada vez se aplica menos a favor del periodismo de impacto y del titular fàcil y oficioso- son, entre otras, las señas de identidad del periodismo. Lo importante no son las herramientas, sino cómo las utilizamos y con qué objetivos.

  3. Genial, me ha encantado, retrata muy bien la realidad, aunque no solo de los que trabajan como redactores en medios, ya lo sabes. La verdad es que cuanto más avanza la tecnología, más cacharros cargamos. A mí antes con la libreta, el boli y la grabadora (ojo, de cassete) me bastaba. Ahora en mi bolso hay de todo eso que enumeras en el artículo y que aunque pesen, nos facilitan la vida. Me siento mayor.

  4. BUE-NÍ-SI-MO. ¡Magníficamente bien descrito!😉

  5. La verdad es que es muy interesante, pero me resulta curioso que, con lo avanzado de la tecnología en los dispositivos móviles, todavía sea necesario el cargar con tanto artilugio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s